Ratios financieros para todo

Un colega (Pinar Dilek en modeFinanceblog) ha publicado en LInkedin una sencilla guía de los ratios más comunes, aquellos que se manejan en cualquier análisis de una compañía. Me ha parecido interesante compartirlo con todos aquellos profanos en el análisis de balances, ya que da unas sencillas nociones fáciles de entender. A continuación os adjunto la traducción de la publicación: Siguiendo nuestro post más leído … hemos pensado que nos podríamos abordar este tema con algunas explicaciones más. Aquí hemos preparado una guía muy práctica de los ratios financieros más conocidos que simplemente se puede imprimir y publícarlo en tu muro. INDICADORES DE SOLVENCIA: Se proponen abordar la capacidad de la compañía para cumplir con sus obligaciones. Obtener financiación de fuentes externas aumenta el riesgo porque, en el caso de los préstamos, hay un costo de interés y la obligación de pagar el préstamo. Definen el nivel de endeudamiento de la compañía. Ratio de Apalancamiento: Hay varios ratios diferentes, pero aquí hablamos del Ratio de la Deuda Total al tener en cuenta todas las deudas de todos los vencimientos a todos los acreedores por lo tanto, el ratio es el siguiente: Activos totales – Fondos Propios /Fondos Propios. Cuanto mayor sea la relación más riesgo tiene la sociedad al estar más apalancada Ratio de Apalancamiento Financiero: anteriormente, analizábamos las empresas sólo con el ratio de la Deuda Total (puesto que no todas las empresas tienen deudas financieras), pero luego vimos gracias a profundos análisis estadísticos, que el ratio de Apalancamiento Financiero es fuerte como un indicador predictivo para el valor por defecto. Éste es el ratio: Total Deuda Financiera/Patrimonio Neto. Cuanto mayor sea el ratio, el más riesgo tiene la empresa. INDICADORES de LIQUIDEZ: En realidad estos ratios pueden ser denominados como Solvencia a Corto Plazo ya que pretenden entender la capacidad de la empresa para pagar sus deudas a corto plazo sin una tensión extrema. Ratio Corriente: Uno de los ratios de liquidez más conocidos cuya fórmula es: Activo Circulante/Pasivo Circulante. Para un acreedor o un analista, cuanto más alta la proporción mejor puesto que indica liquidez, pero altos niveles de liquidez puede mostrar un uso ineficiente de efectivo y otros a corto plazo. Se espera que al menos sea igual a 1. Test Ácido: El Inventario (existencias) puede no ser tan líquido como se piensa. Las empresas podrían haber calculado mal la estimación de ventas y tener sobrecompra o sobreproducción; por lo tanto, pueden tener una pesada carga debido a existencias lentas. Por eso con el Test Ácido se elimina el efecto del Inventario: Activo Circulante – Existencias/Pasivo circulante. INDICADORES DE PERIODO MEDIO DE MADURACIÓN: Los Coeficientes de Liquidez son básicos y fáciles de aplicar, pero son estáticos ya que no tienen en cuenta el tiempo necesario para la conversión de activos corrientes en efectivo o el periodo de pago del Pasivo Circulante; por tanto el Análisis de Liquidez deben estar apoyado con el Periodo Medio de Maduración que realmente expresa tiempo que utiliza una empresa para vender sus existencias, cobrar a sus clientes y pagar a sus acreedores. Calculado como: Periodo de Maduración = Días de Cobro (DSO) + Días Ventas de Inventario (DIO) – Días Pago (DPO).Cuando más corto el Periodo mejor. Días de Cobro (DSO): calcula los días necesarios para cobrar las ventas, cuanto más corto mejor: DSO = [(Cuentas a cobrar inicial + Cuentas a Cobrar Final) / 2] / (Ventas / 365). Días Ventas de Inventario (DIO): Cuántos días tarda la empresa en vender todo el inventario, cuanto más corto mejor: DIO = [(Inventario Inicial + Inventario Final / 2)] / (costo de los bienes vendidos / 365). Días de Pago (DPO): Cuántos días la empresa paga sus propios proveedores, así que cuanto más, mejor ya que eso permitirá a la empresa financiación sin intereses: DPO = [(Cuantas a Pagar Inicial + Cuentas a Pagar Final) / 2] / (costo de los bienes vendidos / 365). A pesar de los innumerables INDICADORES DE RENTABILIDAD utilizados por los analistas, aquí damos los más conocidos y más ampliamente utilizados. Rentabilidad sobre Patrimonio Neto (ROE): calcula la rentabilidad de una empresa revelando las ganancias que genera una empresa con el dinero invertido por los accionistas. Calculado como: Ingresos Netos/Patrimonio Neto y representado como un porcentaje. Resultado sobre Activos (ROA) o el retorno de las inversiones: indica cuán eficiente es la empresa en uso el de sus activos para generar beneficios. La fórmula: Ingresos Netos /Activo Total. Es importante comparar ROA de una compañía con sus pares ya que depende del sector. Cuanto mayor sea mejor y se muestra como un porcentaje. RATIO DE COBERTURA DE INTERÉS: Cuando se toma un préstamo, los pagos de intereses deben hacerse en efectivo, una empresa que no genera beneficios suficientes para cubrir todos los intereses sobre los préstamos o que no genere suficiente dinero para pagar el préstamo que enfrenta a graves problemas. Se puede calcular como Beneficios antes de Intereses e impuestos (EBIT) / Intereses pagados. Naturalmente se espera que sea lo más alta posible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *