¿Cuidas tu nombre en Internet?

Internet está lleno de foros, blogs, redes sociales, donde el usuario crea información, recomienda, critica, valora a todas las marcas y productos con los que tiene contacto. En este mismo instante, alguien puede estar tecleando el nombre de tu franquicia, y asociándola a un juicio negativo o positivo. La imagen de la empresa engloba todos los componentes que la forman: productos, servicios, personal. Es vital para la supervivencia de la empresa dar una imagen coherente, positiva, exclusiva –revisando que te hace único y diferente. Para hacer el seguimiento de la reputación de tu compañía te recomendamos los siguientes pasos o acciones: 1. Realiza un rastreo de tu marca en internet: Encuentra todos aquellos comentarios, independientemente de su tono o naturaleza, en esta tarea te pueden servir diversas herramientas. Alertas de Google es una de ellas, y gratis. Con esta aplicación creas alertas, y recibes correos electrónicos, con la frecuencia que elijas, señalando los sitios web donde aparece tu nombre. 2. Analiza los sitios y comentarios que has encontrado: Nadie mejor que tú conoce los atributos de la marca y prestaciones de los productos. ¿Cuál imagen quieres que prevalezca entre los usuarios? ¿Con qué marcas del mercado quieres que te asocien?. Verifica quién es el creador del sitio web donde apareces, quiénes te acompañan. El nombre de tu empresa debe estar en sitios web cuyo perfil sea afín al tuyo, con mensajes que refuercen tus valores de empresa. 3. Planifica acciones concretas para influir sobre los estados de opinión: Es recomendable construir un plan de comunicación mensajes claves. Y de ser posible revisar la naturaleza de los comentarios, qué aspectos o quejas son las que más se reiteran. El plan de comunicación te ayudaría a desarrollar una estrategia coherente de contenidos, y ofrecer argumentos que favorezcan tu enseña, en los espacios que sea necesario, incluso poniéndote en contacto con el/la que opina y dialogando directamente. 4. Sigue a tus clientes: En blogs, en redes sociales online, en foros, que te sienta presente con banners, con grupos creados por ti –puedes mirar en Facebook, Xing, Linkedin-, con publicidad contextual. También es aconsejable hacer un seguimiento del cliente, a través de un breve cuestionario por correo electrónico que se le enviará a la primera o segunda semana después de su interacción con tu empresa, al comprar un producto o servicio. 5. Diseña políticas de contenido: Se debe mejorar y fortalecer la imagen de los productos, servicios o marca estudiando si son viables las estrategias utilizadas hasta el momento o si es mejor modificarlas, según el estado de opinión que existe en al red. Si generas tu propio propio contenido positivo, ayudas a suprimir los comentarios negativos en los resultados del motor de búsqueda. Así, cuando se vaya a indagar sobre la marca, los sitios positivos dominaran la primera página y esto será un síntoma de buen posicionamiento y de reconocimiento entre los consumidores. Para ello, hay empresas especializadas en el posicionamiento en buscadores, con el fin de crear buenas referencias o incluso potenciar la imagen de la marca en la red. Internet es uno de los medios más utilizados por los consumidores para contactar las empresas y buscar información sobre productos y servicios. Cada vez es más importante dedicar parte de su inversión y de su tiempo a proteger su nombre, a cuidar su imagen en la red, al igual que cuida sus productos y/o servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *